At 12000 KMs from you

Blog sobre nuestro proceso de adopción en Vietnam

Padres pre-adoptivos

Hoy quería reflexionar un poco sobre temas que me vienen a la cabeza durante la espera, porque si algo tiene un proceso adoptivo para unos padres pre-adoptivos es tiempo para pensar y darle vueltas a las cosas. En nuestro círculo de amistades hay varias parejas que ya han sido padres, otras que lo serán en los próximos meses y otras que están buscando, pero somos los únicos que estamos en un proceso de adopción. Esto me hace pensar en qué momento, las parejas que están esperando o que ya han tenido a sus pequeños, se han sentido padres. Supongo que para algunos habrá sido al conocer la noticia, otros cuando han tenido a su pequeño entre los brazos. Pero, ¿en qué momento lo sienten unos padres pre-adoptivos? Es algo que nosotros nos hemos planteado muchas veces durante nuestro proceso, y en nuestro caso des de que firmamos contrato con la ECAI este sentimiento se ha hecho más real. Si, podemos decir que somos padres, pero a diferencia de los padres biológicos, no sabemos cuándo vamos a poder estar con nuestros hijos. La incerteza de la espera nos hace preguntarnos muchas veces por el presente de nuestros hijos, preguntas que un padre biológico no se hará nuca, tales como:

  • ¿Ha nacido ya nuestro hijo? ¿Esta su madre embarazada en este momento? ¿O tal vez ni siquiera existe aún?
  • Si ya ha nacido, ¿estará con su madre? ¿O bien estará en un centro?
  • ¿Estará siendo bien cuidado y recibiendo cariño de sus cuidadores?

Por ahora el proceso de adopción aporta más preguntas que respuestas. ¿Avanzamos? Sí, pero no sabemos cuánto. Sabemos cuándo empezamos pero no tenemos la menor pista de cuando terminara todo el proceso. Hasta firmar el contrato las etapas estaban muy marcadas, y podíamos ir tachando cada una de ellas, conscientes que tenían un inicio y un fin delimitados, pero una vez superadas estas etapas, lo único que tenemos es incerteza y esperanza. Lo único que sabemos es que ya estamos conectados con alguien en la otra punta del mundo con el famoso hilo rojo, y que cada día que pasa estiramos más y más de este hilo, para reducir la distancia que nos separa.

Tạm biệt

X&N

 

 

2 Comentarios

  1. Como madre biológica y adoptiva te puedo decir que con mi hija biológica necesité unos días para sentirme madre, y con mi hija adoptiva unos meses. Mi consejo es que no idealicéis el momento de conocer a vuestr@ hij@ y que intentéis disfrutar de cada momento. De como se va creando el apego, de como van cambiando tus sentimientos…. sin presiones, sin frustración por no sentir lo que se supone que debe sentir.
    Nosotros hicimos una adopción nacional y conocimos a nuestra hija cuando tenía 20 meses. Los consejos que nos había dado el psicólogo del ICIF, los libros que nos habíamos leído, etc. etc. nos ayudaron mucho a llevar muy bien la adaptación, y en ningún momento nos sentimos tristes ni frustrados por sentir o no sentir según que cosas. Dejamos que nuestros sentimientos fueran fluyendo poco a poco hasta tener un sentimiento completo de paternidad hacia nuestra peque.
    Es mi consejo y espero que os sirva para que os facilite mucho vuestra paternidad adoptiva. He conocido gente que tenía muchas expectativas y al no cumplirse se habían pasado los primeros días llorando por no sentir lo que se pensaban que tenían que sentir hacia su hijo. Cada persona necesita su tiempo y nos lo tenemos que dar. Muchísimos ánimos en la espera que sé lo dura que es. Saludos,

    • XFE

      17 abril, 2017 at 11:30

      En nuestro caso no consideramos que tengamos unas expectativas definidas hacia nuestro hij@, creemos que eso, como bien dices, no es algo bueno para ningún hijo.
      Muchas gracias por los consejos, se agradece mucho sobretodo viniendo de alguien con experiencia en este mundo. Los tendremos muy en cuenta.
      Un saludo!

Deja un comentario

© 2017 At 12000 KMs from you

Tema por Anders NorenArriba ↑

A %d blogueros les gusta esto: